La función de la homeopatía, según su creador, Hahnemann lo describe así, “La única y más elevada misión del médico es la de restablecer la salud en los enfermos, que es lo que se llama curar”, “El ideal más elevado de una curación es restablecer la salud de manera rápida, suave y permanente, o quitar y destruir toda la enfermedad por el camino más corto, más seguro y menos perjudicial…”. Pero la única misión no solo es restablecer la salud, sino evitarla o prevenirla también. La homeopatía es una excelente medicina preventiva.

La homeopatía es una medicina psicoespiritual, holística, que se basa en el estudio de la semiología del enfermo. El homeópata trabaja en los tres niveles (mental, emocional y físico), buscará un único remedio (simillimum) para equilibrar el dinamismo mórbido de todo su ser.

La homeopatía opera estimulando los mecanismos de defensa naturales del organismo, estimulan su sistema inmunológico para combatir aquella afección que el propio organismo no es capaz de curar. La homeopatía participa en el proceso de la enfermedad, estimulando la capacidad del organismo para que éste se mantenga en el estado de salud. Tenemos, por tanto, un sistema de salud equilibrado que cuando es perturbado, el dinamismo vital cae en un estado de enfermedad (afectado por agentes hostiles de naturaleza dinámica); pero cuando éste es estimulado, conduce de nuevo al estado de salud.

Los síntomas son el reflejo del desequilibrio dinámico de la fuerza vital, del dinamismo mórbido. Los síntomas de la enfermedad no son más que los intentos que hace el organismo por curarse de una afección, manifestaciones materiales de los trastornos; y estos síntomas son los que el homeópata necesita para trabajar.

La curación se basa en el principio de “lo similar cura lo similar”. La sustancia que es capaz de generar una enfermedad, también será capaz de curarla.

Entre las enfermedades que se beneficias más del tratamiento homeopático podemos destacar las siguientes:

  • Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales: Otitis, rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, laringitis, traqueitis, y bronquitis, asma. Tanto infecciosos como alérgicos.
  • Problemas digestivos: Problemas de estómago: acidez, ardor, pesadez, malas digestiones, flatulencia, úlcera gastro-duodenal, diarrea, estreñimiento. Náuseas, vómitos, Aftas.
  • Problemas cardiocirculatorios: Hipertensión arterial, arteriopatías periféricas. Problemas venosos: varices, pesadez de piernas.
  • Problemas ostero-articulares: Todo tipo de dolor muscular y/o articular sea por artrosis o por artritis: dolor de cuello, de hombros, de codos, de muñecas. Lumbago, lumbociática, dolor de rodillas, dolor de tobillos etc.. Esguinces, contracturas etc…
  • Traumatismos: Todo tipo de traumatismos: caídas, golpes, contusiones, fracturas óseas.
  • Problemas urológicos: Infecciones urinarias de repetición, prostatismo.
  • Problemas ginecológicos: Dolor durante la regla, alteraciones de la regla, síndrome premenstrual, trastornos de la menopausia, infertilidad.
  • Problemas dermatológicos: Eczemas, urticarias, acné vulgar, acné rosácea, forúnculos de repetición, verrugas vulgares, papilomas plantares, moluscos contagiosos, herpes simple y zoster, psoriasis.
  • Problemas neurológicos: Cefaleas y migrañas.
  • Problemas oftalmológicos: Conjuntivitis, blefaritis, orzuelos, dacriocistitis, uveítis.
  • Problemas de comportamiento y psiquiátricas: Ansiedad, angustia, depresión, estrés, cansancio psíquico.
  • Problemas pediátricos: Otitis, anginas, bronquitis, asma, diarreas, vómitos, problemas de piel, aftas, problemas durante la dentición, trastornos del sueño, alteraciones en el rendimiento escolar, alteraciones en el comportamiento.
  • Problemas endocrinológicos: Obesidad, hipotiroidismo, hipertiroidismo.
  • Disminución de las defensas: Infecciones de repetición: garganta, senos, nariz, oídos, conjuntivas, laringe, bronquios, pulmón, piel, vejiga etc..
  • Cuidados paliativos: En el tratamiento de los diversos síntomas que aparecen en el curso de la evolución de la enfermedad, mejora el estado general del paciente y contrarrestara los efectos secundarios de otros tratamientos