Es uno de los masajes más completos que existen, ya que además de movilizar músculos, oxigenarlos y activar la circulación, se tocan unos puntos “sutiles” donde se cruzan lineas estructurales y energéticas, siendo por ello distinto a todas las demás terapias de masaje conocidas.
Un masaje ayurvédico se realiza con aceites esenciales calientes siguiendo las pautas marcadas por la escuela Ayurveda. La medicina Ayurveda es un sistema de medicina tradicional proveniente de la India.
El término “Ayurveda” significa “la ciencia de la vida” y es un sistema holístico que busca el bienestar general de la persona basándose en su dosha o constitución (vata, pitta o kapha)
La medicina Ayurveda tiene en cuenta la interacción y el equilibrio de mente, cuerpo y espíritu a partir de la energía del individuo y busca, mediante los masajes, ayudarle a sentirse bien de forma global.
Es muy relajante, tanto para el cuerpo como para la mente. Con el aceite y mediante los movimientos del tratamiento ayudamos al cuerpo a eliminar toxinas, estimular el sistema linfático y purificar el organismo, manteniendo la salud corporal. Si se lo adopta como practica rutinaria, puede ayudar a rejuvenecer el cuerpo. La regularidad es la clave para obtener los completos beneficios del masaje que se dan en varios niveles y son entre otros:

Cuerpo Físico
– Relajación de cuerpo físico
– Rejuvenece, relaja y vigoriza los músculos, las fibras, los tendones, los huesos y la piel.
– Ayuda en la circulación de la sangre, drenando el exceso de líquido y toxinas de la circulación sanguínea, que facilita el trabajo del corazón.
– Proporciona una línea directa de defensa en el cuerpo, estimulando la producción de anticuerpos, haciendo que el sistema inmune aumente ante las multiples secreciones de sustancias internas beneficas.
– Excelente método de desintoxicación para el cuerpo.

Cuerpo Emocional y Mental

– Relaja y da claridad mental.
– Afirma la autoestima, crea confianza, incrementa la concentración.
– El Ayurveda sostiene que los dolores son provocados por una obstrucción del flujo de vayu (aire) a través de los vasos que transportan a vayu. Al frotar el cuerpo se genera calor, y éste produce que los aires se expandan y se desplacen.
– Alivia las tensiones y ayuda a reducir los dolores.
– Se eliminan los bloqueos energéticos y el paciente experimenta cambios emocionales y principalmente mucho alivio.
Un masaje ayurvédico sirve especialmente no sólo para aliviar dolores puntuales sino como medicina preventiva, ya que aumentan la circulación, estimulan y fortalecen el sistema linfático, y abren el flujo de la fuerza vital con el objetivo de limpiar y revitalizar el cuerpo. Además, los aceites esenciales que se utilizan en los masajes ayurvédicos son muy nutritivos y detoxificantes para la piel, ayudando a prevenir su envejecimiento y dejándola suave y brillante. Por otro lado, el masaje ayurvédico nos proporcionan otros beneficios como el alivio sintomático del estrés y la generación de emociones positivas para hacernos sentirnos mejor tanto física como mentalmente.
Es un masaje integral que activa la circulación sanguínea, fortalece la función del cerebro y tiene un efecto calmante y relajante sobre cuerpo, mente y alma.
Los beneficios específicos de un masaje Ayurveda:
– Alivio de migraña, reumatismo y artritis
– Mayor flexibilidad y mejora del tono muscular, por la manipulación de músculos y articulaciones
– Relajación de hombros y cuello, eliminando los dolores de cabeza por tensión
– Mejor circulación y aumento de glóbulos rojos, menor presión sanguínea y aumento de sanación de heridas, según la Enciclopedia Ayurveda
– Bienestar emocional provocado por el profundo estado de tranquilidad durante el masaje.