Para empezar, explicaremos que es una técnica de masaje (manual, sin ningún tipo de maquina), que actúa directamente sobre el tejido adiposo principalmente y secundariamente sobre el tejido cutáneo, ya que este ultimo queda flácido o con estrías cuando la variación de volumen corporal varia tanto a la alza como a la baja.

Esta técnica innovadora permite que el paciente pierda entre 3 y 5 centímetros por sesión, siendo un factor muy importante el volumen que tenga el paciente, es decir, a mayor volumen a perder, mayor resultado visible.

Pero no podemos pensar que este masaje será la panacea universal con la que todos soñamos para perder centímetros a la primera de cambio, ya que si es cierto que este masaje es reductor, pero también es cierto que se necesita una perseverancia y una voluntad para que la terapia surta el efecto desea.

No es necesario entrar en dietas hipocalóricas, ya que lo que se lleva a cabo con este masaje es destruir los nódulos adiposos (grasa) que ya tenemos, pero sí que es necesario no abusar de una mala alimentación.

Esta terapia consiste en un masaje lipo reductor con la particularidad que el paciente también es participe de la terapia, ejecutando una serie de ejercicios mientras el terapeuta trabaja la zona sobre la que se quieren obtener los resultados. A continuación se llevara a cabo la absorción de cremas con principios activos, cada caso es diferente, es decir que un tratamiento anti celulítico llevara un principio activo, mientras que un reafirmante de tejido llevara otro.

Es necesario, como ya hemos indicado anteriormente, que el paciente lleve a cabo el tratamiento periódicamente, ya que es un tratamiento natural y no tiene efectos secundarios y que termine complementando su labor en su casa con alguna crema de apoyo al tratamiento que se ha seleccionado.