El masaje con piedras calientes nos proporciona una herramienta tanto de bienestar físico como de bienestar mental. Las propiedades del calor aplicado a nuestro cuerpo a través de piedras vienen siendo conocidas desde hace mucho tiempo, y hoy en día es una técnica de masaje que cuenta con una buena reputación y un público asegurado.
La técnica del masaje con piedras calientes es muy placentera para nuestros clientes y además de beneficiar a los músculos, consigue una sensación de relajación absoluta y activando ciertas zonas restablecer el equilibrio físico emocional. Te contamos la historia, principios y aplicaciones de este masaje.

Historia del masaje con piedras calientes.

Mucho antes de nuestros días, diferentes civilizaciones han utilizado las propiedades de las piedras a diferentes temperaturas para sus fines. En china, la dinastía Shang fue de las primeras en aprovechar las propiedades terapéuticas de las piedras, con uso medicinal.

La antigua civilización romana, que ya era experta en spa y balnearios, aplicaba también las propiedades de las piedras en beneficio de su salud: los romanos tomaban baños calientes y tras éstos se tumbaban sobre el mármol frío para relajarse y aliviar dolores corporales.

Piedras calientes y frías para el masaje
Para realizar un masaje con piedras se alternan frías y calientes, utilizando piedras de diverso tamaño y procedencia a diferentes temperaturas, para conseguir un efecto u otro. Las piedras utilizadas en el masaje, a grandes rasgos, se clasifican en dos grupos:

• Piedras calientes. Se utilizan piedras basálticas, que son rocas volcánicas oscuras y densas. Cuanto más oscuras son estas piedras, más tiempo retienen el calor a causa de su mayor concentración en hierro. Además, cuanto más hierro tienen mayor es su poder magnético y por tanto sus propiedades, como la de dilatar los vasos sanguíneos y linfáticos.
• Piedras fías. Suelen ser de mármol y entre sus propiedades encontramos -al contraste con las piedras calientes- que ayudan a dar firmeza y a reavitalizar la piel, consiguiendo además una relajación más profunda. En ocasiones también se utilizan piedras semipreciosas para activar los chacras y restablecer la energía, según los principios hindús.

SERVICIOS – TERAPIA GEOTERMAL
Si ya estás cansado de los masajes tradicionales y lo que quieres es variar un poco y poderte relajar, no lo dudes, las piedras te ayudaran a relajarte con su calor y su vibración, acompañadas de un buen masaje con Aceites Esenciales.

Esta técnica ha dejado de ser exclusiva de los balnearios de montaña, para bajar a la ciudad donde es tan necesario un momento de paz y armonía para las que buscan algo mas que una simple terapia mas.
Ven a comprobar los efectos de una sesión de una hora de masaje con piedras y aceites y llévate contigo la paz y el bienestar que desprenden los productos naturales.